Seguidores

sábado, 1 de noviembre de 2008

En el baúl del olvido


La voluptuosa idea de no recordar tu fisonomía
Adormece mi vigilia.

En mis sabanas existe una trascendental exaltación por besarte e interviene cada vez que ahogo las luces.

No acaba mi deleite, por lo que fue tu compañía
No desaparece mi ilusión por tentar tu sombra nuevamente.

Mis brazos continúan abiertos,
Mi expectación intransmutable.

Aún así,
Cada día refrendo que debo conferir mis lágrimas al baúl de nuestro escarmiento.
En un pergamino, juraré sofocar tu calificativo;
Lo sellaré con uno de los tantos besos con los que adornaba tu cuello
Y terminaré de quitar la venda de mis ojos.
¿Acaso sangrarán cuando lo haga?

Virtualmente si,
Se habían acostumbrado a seguir a mi sentido auditivo cuando escuchaba el latir de tu corazón.

No hay comentarios: