Seguidores

sábado, 29 de noviembre de 2008

Tentaciones voraces


Poseo un brillante manojo de estímulos para ti,
Un caudal de olores que te introducirán en cada uno de mis deseos,
Un torrente de sabores que te seguirán hasta en sueños.

Tus sentidos pueden estremecerse en una excitante muestra de cada uno de ellos.
Puede ser suave como la brisa en la que te alojas mientras esperas mi llegada,
Fuerte como el sol cuando lo miras de frente.

No sentirás ni frío ni calor,
Ni dudas o vacilación.
Solo querrás más degustación.

1 comentario:

José Ángel dijo...

Incitante y envolvente.

Un beso! Nos vemos!