Seguidores

martes, 19 de enero de 2010

Preguntas a tus incógnitas


Dialogando con los espirales de tu nombre vinieron a mí runas trascendentales,
Todas ellas encubrían algunos de mis miedos,
Desfiguraron mis actuaciones sin razón.

Candentes hogueras en las que creo verme envuelta cuando a mi mente llega un sentimiento negativo que besó tu aliento en mi nombre.
No puedo castigar esa manera tan particular en la que me haces sonreír,
Como dar la espalda a tu mirada penetrando mi piel repitiendo que todo estará bien,
El ánimo que sugieres a mi vida sin la burocracia de conocer los detalles en los que pierdo la fuerza.
Los abrazos en los que me has sumergido y la delgada línea de unos besos contingentes
… que excepcional eres…

En el cielo serías la estrella fugaz más impactante,
Y en lo profundo del mar irradiarías una luz abrasadora que aún al silencio le daría melodía.

Y estás aquí en mi vida,
Pero, limito mi esencia a tentar la tuya,
Mis pasos los voy borrando y trazando en direcciones diferentes porque traigo atada una escarcela de dudas, miedos, sentimientos, e incógnitas que debo ir separando y escogiendo, botando y reprimiendo.

Tu rostro se viene a mi cabeza como un golpe certero,
Puedo verte, escucharte,
Pero me inmovilizo, y de nuevo comienzo a borrar y trazar mis pasos mientras ves mis actuaciones quizás de forma incoherente o sin sentido.

La verdad… No sé qué sentido llevo,
No puedo mirarte a los ojos en este tiempo y espacio determinado.
…No sé qué sucederá en otros albas…

Pero siempre serás trascendentalmente el mejor abrazo.

No hay comentarios: