Seguidores

sábado, 17 de abril de 2010

Gotas de río

Ese manantial incauto donde abren los ojos sentimientos, brillantes, incandescentes, sedientos… traicioneros a la cotidianidad, mutilantes de costumbre, se ha extendido desde mis sentidos a mi inconsciente, padeciendo de repentinos asaltos de impulsos frenéticos, conducidos por la empecinada afirmación de pertenencia, de mi alma, de la tuya.
Y un arrullo de esperanza se mezcla con la tosca sinfonía de la negación a la corriente de mis días, a la caracterización de mis horas, el color de mi sonrisa comprometida y la mirada vaga envuelta en bosques lejanos donde poseo el traje del aire.
Ceñida de enigmas marco las piedras de mi caudal,
Escuetamente en busca del mar donde esos sentimientos roben mis sentidos y adquieran el poder de conducir mi cuerpo al cielo en el que me reflejas.

No hay comentarios: