Seguidores

jueves, 17 de marzo de 2011

Sabías ancianas


Allí van las dos ancianas que sonríen ante ventanas recién abiertas,
Siempre con un caminado particular, con sus ojos llenos de tiempo;
Pasan saludando a quién a mediadas horas del día, pasarán buscando para comenzar el principio del fin. La oleada de lamentos por el “adiós” que nunca se pronunció, por las palabras que se dejaron para otro momento.

Adelante, sabias ancianas, Muerte y Ausencia, esperaré con mi persiana entreabierta.

No hay comentarios: