Seguidores

jueves, 28 de abril de 2011

Escala de grises

Yo te corto la sonrisa y tú a veces no besas mi alma, yo me pierdo entre llamadas y tú me buscas en el tono a la distancia, la ilusión va desangrada en las horas de un tiempo impredecible que no concede un momento para las miradas. ¿A dónde te fuiste? Me preguntas con esas palabras melancólicas, con ese cansancio cuando cae el sol y me recuerdas con remembranza.

La función de mis murmullos es permanecer como imagen callada, la escases de mi paciencia va en asenso por la nueva política de mi alma. ¡Alerta! ¡Peligro! Se estanca, no avanza, clausurado.

El precepto impotente de no buscar los techos verdes, de recordar las flores por imágenes de pantalla, el cielo siempre opaco, estrellado cuando estoy estrellada en mi cama. Siempre hay sonidos, melodías trilladas de tráfico, de personas devastadas, helicópteros de lado a lado, suspensión de sonrisas, alarma contra lágrimas.