Seguidores

martes, 13 de noviembre de 2012

Dentro de mí



En el mejor de los casos, siempre habitará un muelle de blancas nubes.
Allí donde salgo a pensarte,
En esas ocasiones en que colisionas con mi cielo.
En el rugido de mi historia menudea tu mundo, en el crepúsculo de mi último adiós artificial.
En los palacios que visitamos mientras prestabas tu sonrisa para el goce de mi expresión.  
No puedo engañarte, no me desvanezco, no me pulverizo, no palidezco sin tu presencia…
Pero ciertamente, a la sombra de mi corazón te mantienes latente,
Mientras sobrevuelo por el mar, dibujo tu cuerpo entre el oleaje, atravieso el aire y confío en que tu olor seducirá mis más tenues recuerdos.
Eres especial para mis lunares,
El fuego que me recuerda que no siempre está de más mirar atrás.

No hay comentarios: