Seguidores

lunes, 31 de octubre de 2011

Mi montaña rusa


... Y él me hablaba con la mirada, y acariciaba mi expresión,
Llevaba mis manos a su mundo y queriendo posar mi boca en sus altibajos.
Le regalé el beso más lujurioso de mi espíritu y tenía más de un musculo a mi favor. Saboreaba mi inocencia y yo me sumía a su placer.
Con un poco más de confianza le arrebaté un gemido,
Me respondió exaltado y con un hálito solo comprendí: no te detengas.
Y mi lengua pareció ser una nube que sostenía su respiración,
En mis labios la sensibilidad gritaba su nombre, tu nombre: Eres el deseo de mis mañanas, el corazón de mi orgullo y la palabra excitante de mi alma.

lunes, 10 de octubre de 2011

Taberna de CriSis


¿Ya viste danzando al corazón?
Se esgrima en los luceros, se divierte en los strippers del alcohol.
En este bodegón de luces bajas ya no se puede hablar en intimidad,
Van revoloteándose los órganos, ebrios, delirantes.
Bailan cercanamente, se mienten, se besan, se muerden, se lamen, se escupen, se golpean, se abrazan.
Continúa mirándome a mí, que las pupilas se contagian de gotitas cuando escuchas el murmullo de los lúgubres que duermen en la barra.
A esta hora deben estar por llegar los acreedores,
Hay que comenzar con las promesas para que no nos detengan en las habitaciones de desilusión.
Mis promesas te las diré al oído, quiero que se enmarquen en tus neuronas,
Así emiten más movimiento y quizás acompañen al corazón que se mueve en la pista desafiando al resto de órganos, jugando a ser verosímil en esta estufa de deseos.
…Ya este lugar está a reventar,
Amor, hoy quiero ser nitrógeno u oxígeno, argón, neón, helio, hidrógeno…
Hoy me quiero quedar contigo, desde el primer instante de tu inhalación profunda, dar un paseo por tu faringe y posarme en tu laringe para sentir la vibración de mi nombre.
Salgamos juntos de este lugar, nadie sabrá que nado en tu sangre,
Seguro los órganos nos perseguirán, los haremos toparse por todo el lugar.
Marchémonos antes de que comience a enfermar.