Seguidores

jueves, 28 de marzo de 2013

La compleja simplicidad


Es el grado de afición ideal,
Son los labios perfectos para mis lágrimas,
El mejor abrazo para mi tristeza, y aún más, un regalo del cielo para mi pasión.
No podría resumir el consorcio entre lujuria y ternura que había en sus ojos.
Una mezcla que provocaba entre otras cosas, besos a mi alma.
Soltó mi cabello, mi brasier y deslizo mi ropa, todo ello…
Me recordó la explosión de un volcán,
Una tormenta eléctrica,
El alba imperante en el Caroní,
Me recordó que tenía una buena vida, y agregó, que él la podía hacer perfecta.
Que su mundo y el mío podrían terminar fusionándose, y mejor aún, él podría venir a mis mares, y yo podría deleitarme en sus nubes.
Y en medio de esta guerra de raciocinio, y querer ser,
Tengo una fuerte necesidad de que se quede acá, dentro y fuera de mí,
Que se quede en mi semana, en mi mes, en mis sabanas en mis gritos.
…Pero el cielo colecciona sus nubes…

viernes, 15 de marzo de 2013

La llamada



En medio del desorden de palabras, saludando a mi elocuencia y recordando sus cicatrices.
He llegado al fin del abanico de mis ofertas para “hacer vidas mejores”.
He quebrado en el intento de satisfacer mi ánimo por exigencias de otros espíritus.
Mis ojos ya no quieren ser el reflejo de sueños ajenos, mi corazón ya no quiere latir con sonrisas de terceros.
¿Qué quiero?
Una inmensa sensación de articulación en el universo,
Unos brazos que ahuyenten el frío y que estén preparados por si tambaleo,
Responder a mi llamado, incluso en esos momentos de jadeantes susurros.
Pretender que todos los sentidos estén sobre mí mientras me hacen el amor, pero también lo estén al vaciar el día en cuentos incoherentes y atropellados unos por otros.
Ya no quiero estar en una dimensión paralela,
Ni en el lado oscuro de la luna inventando palabras de confort, para cuando vengan a mí, simplemente ser una boca sanadora, unas manos que satisfacen y una voz que acaricia. Para luego continuar acá, en este silente lugar, esperando un nuevo llamado.
Simplemente ya no quiero ser quien responde, quiero ser a quien responden….
….La utopía de estos mareados días….

jueves, 7 de marzo de 2013

Soy Mujer


Creo fielmente en las capacidades de mis compañeras, sin subestimar su apariencia o su preocupación por ella.
No me preocupa ser el aliento de un hombre,
 Yo, en esencia, soy: aliento, exhalación y respiración.
Me manejo bajo la melodía del viento, del tiempo.
Puedo tener la sonrisa de confianza para mis hijos, la cálida sonrisa para mis amigos, la sensual sonrisa para mi amante y hasta la honesta sonrisa para mirarme al espejo y agradecer lo que soy.
Aun cuando estoy contra los patrones instruidos por la sociedad,
Por lo que algunos libros intentan explicar,
Por lo que los medios tratan de vender,
Por lo que los hombres quieren ver…
En realidad soy mujer porque mi espíritu lo encarna, mi estrógeno lo confirma, mi capacidad para dar vida y cuidar de ellas, dentro y fuera de mí.
Me encanta ser mujer, reafirmar que tengo todas las capacidades para lograr cualquier meta propuesta, la humildad de aceptar los ideales de mis compañeras mujeres, la fuerza para agradecer a mi madre traerme al mundo, mantenerme en él y enseñarme lo necesario para mediar entre el “deber ser” y lo que quiero ser.
Reconocer que podría enamorarme y sentirlo en la sangre,
Ser una hoja en el otoño, el sol radiante en el verano, una suave flor en primavera, y la temperatura en el invierno.
Soy mujer porque me encanta serlo,
Fiel a mis ideales,
Amante de reconocer mi sexualidad, sensualidad y erotismo.
La mujer que quiero ser.