Seguidores

lunes, 31 de octubre de 2011

Mi montaña rusa


... Y él me hablaba con la mirada, y acariciaba mi expresión,
Llevaba mis manos a su mundo y queriendo posar mi boca en sus altibajos.
Le regalé el beso más lujurioso de mi espíritu y tenía más de un musculo a mi favor. Saboreaba mi inocencia y yo me sumía a su placer.
Con un poco más de confianza le arrebaté un gemido,
Me respondió exaltado y con un hálito solo comprendí: no te detengas.
Y mi lengua pareció ser una nube que sostenía su respiración,
En mis labios la sensibilidad gritaba su nombre, tu nombre: Eres el deseo de mis mañanas, el corazón de mi orgullo y la palabra excitante de mi alma.

2 comentarios:

Romualdo dijo...

me parece interesante la forma en que relatas. te seguiré, yo recien estoy comenzando mi blog me gustaria que me visitaras es http://romualdo21.blogspot.com/ cuidate

Dark Queen dijo...

Hola, gracias Romualdo, con gusto visitaré el tuyo, un abrazo.