Seguidores

lunes, 2 de febrero de 2015

Momentos decadentes

Algunas veces -como esta- siento que se me desvanece el cuerpo, 
que la boca se me va de lado, 
el cabello se desprende mientras camino, 
que van cayendo gotas de mis ojos cuando intento dormir, 
se me desgastan los suspiros y se van colgando las palabras. 
Momentos tan pocos frecuentes - como este- no me interesa guardar la tristeza en el morral... 
no me preocupa que los perros vayan detrás de retazos de preguntas. 

No hay comentarios: