Seguidores

viernes, 7 de noviembre de 2008

Infinito signo de impulsos traslucidos


Investigo tu delirio,
Analizo tu manía.
Lógico umbral grotesco, sombreado.

Emigrante del espejo te espero con la palidez del cielo.
No apresures la melodía de tu bandoneón
Mejor seduce las melancólicas notas del tango.

Crudos son tus besos, estampados en mis sienes en forma de obsequio.
Mis reminiscencias te entrego fantasma de luciérnagas.

Moribunda mi mirada,
Las visiones de tu orgullo,
Las visitas a tu almohada.

Vampiro encantador sobre mi pecho te encuentras sin perdonar ni un error.
Aquí y ahora,
Eres la única imagen de mi inspiración.

1 comentario:

José Ángel dijo...

Verg... Cuanta pasión y entrega tienen estos versos. Valen sentimiento y sensación.

Nos vemos!