Seguidores

jueves, 15 de enero de 2009

A un por qué


Alcanzaría detener mi pupila sobre lo fortuito del tiempo en mi cuerpo.
Imaginar que puedo levitar entre los demonios diarios,
Que puede sumergirme en esos momentos en que en mi rostro se dibuja una sonrisa

Podría derretir el plomo de los disparos de la desesperación, y construirte un altar, donde, llena de mis versos y adornada con las perlas de mis ojos serías objeto de toda mi adoración.

Dejar que entres en mí, dejarme roer el alma por tu encanto como roe el gusano a la madera, y alimentarte hasta que te inflames maravillosamente de mis males.

Y solo quiero marcharme a tu lado, mis manos paran su temblor cuando abordas mis hombros,
Todas mis palabras negativas se evaporan cuando respiro a tu lado
Siembras en mi cuerpo la luz a seguir hacia el reposo.
Dejo de ser un erial, expulso el aroma de las hojas jóvenes y tu sonrisa, como una lluvia de verano reverdece mi ánimo, marchito por el paso de la guadaña.

Dark Queen & Lucian

2 comentarios:

mogaal dijo...

Si que tardaron en volver las musas... ¡bonito!

José Ángel dijo...

Buen escrito, casi ni se sienten las dos voces;se funden.

Un placer pasame por acá. Cuidate!

Nos vemos!