Seguidores

jueves, 5 de agosto de 2010

Reflejo de mi No vida

La mentira como herramienta imperante de tus pasos,
De cada silaba que discretamente intentas recrear.
Eres la invención de la duda, con rostro y registro,
El pensamiento perdido de la falsedad.
No podría pedir más de ti,
No aspiro que valores ni un solo elemento de mi vida pues no valoras ni la sombra de la tuya.
Tienes el tiempo que quieras para construir tu camino, pero no tienes el mío.
No puedo adoptarte lejos de la inopia porque tú mismo la extiendes,
No soy tu madre, ni tu hermana, ni tu hija, no compartimos ningún vinculo sanguíneo como para “sentir” que soy responsable de ti, o tu de mi.
Por tanto, no tengo ninguna obligación y mucho menos deseo de ir tras de ti recogiendo los fragmentos que destrozas de tu ser, o del mío.
Te recordaré siempre, como la figura que no quiero seguir, como la vida que no quiero vivir pues a tu lado asesino mi voz.

1 comentario:

José Ángel Corona dijo...

Una prosa bien lograda, me parece. Tiene elocuencia y un discurso sobrio. Escribes cada vez mejor!

Nos vemos por ahí!