Seguidores

domingo, 15 de diciembre de 2013

Sobre perfil


Comenzamos la montaña ausente de luz,
Nos sumergimos en la densa neblina que pululaba sobre los arboles,
El rocío se manifestaba en el parabrisas.
-Tengo miedo- pensé,
Mientras que sujetaba tu pierna.
Cada minuto que pasaba, bajaba la temperatura, subía la carretera.
Las luces del carro parecían emitir reflejos blancos, ni las luciérnagas habían salido a pasear.
A lo lejos se veía la ciudad, las luces titilaban alejándose,
-Tú, yo-
Ansiedad sentada atrás.
Por momentos me perdía lo radiante de la noche, solo vislumbraba el agua recorrer cada espacio.
Las melodías que nos acompañaban se veían entrecortadas por un sonido a lo lejos, y dos grandes faros que se abalanzaban sobre nosotros buscando la dirección contraria.
Pasamos a liderar una caravana empoderada de adrenalina,
Volantes, latidos, tensión.
Mi miedo se posó a observar tu sonrisa anhelosa,
Me volqué a confiar en ti, a dejar que manejaras la vida de los dos:

Se acercaban luces, voces, dejamos atrás las paredes verdes y nos adentramos al aire de la costa, estábamos juntos del otro lado de la montaña: Solo te pude abrazar. 

No hay comentarios: