Seguidores

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Besos cometa

Bastó dejar mis labios en horizonte a tus dientes,
Debí clamar por tu presencia a lo largo y en el fondo de mis flancos.
-Mi pelvis ardía-
No reconocía si eran tus manos o las mías quienes recorrían mis pezones.

¿Era tu lengua húmeda rescatando mis gemidos?
-Ven aquí-
En este rojo cielo siguen ardiendo tus besos cometa,
Una llamarada incinerando la habitación.
Recordarte bajo mis muslos, recrearte sobre mí espalda,
Dibujarte sobre mi cama con tus manos siempre en dirección de mi placer. 

No hay comentarios: